Las JSA están escandalizadas por la decisión que el comisario europeo de la competencia y vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia está promoviendo en dicha institución

Las JSA están escandalizadas por la decisión que el comisario europeo de la competencia y vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia está promoviendo en dicha institución en contra de los criterios de los comisarios de Industria y de Trabajo. 

Lo que se pretende es que empresas navieras, clientes e inversores devuelvan 2.800 millones de euros de ayudas de Estado (asunto tax lease), lo que supondría de facto “la puntilla final” al sector naval en España. 

Unai Díaz, líder de la organización alarma de que “España no está preparada para afrontar otra reconversión industrial. La población española siente rechazo ante unas instituciones europeas que, lejos de dar soluciones al sur de Europa con políticas de crecimiento, está aumentando su sufrimiento”.

En palabras de Díaz “Durão Barroso debería dimitir de sus funciones en la Comisión Europea, y Joaquín Almunia debería hacer lo mismo, o abandonar el PSOE. No entendemos como un socialista de la trayectoria del señor Almunia “plante un jaque mate” al sector naval, no ya en España sino en Europa. La comisión debería estar trabajando para fomentar el empleo en la UE y no contribuir activamente a destruirlo”. 

JSA advierte de que “si la decisión llega a buen puerto, las principales perjudicadas serán las familias españolas que viven del sector, y que difícilmente tendrán en estos tiempos, opciones para empezar de nuevo”. 

La organización insiste en la necesidad de defender este sector estratégico del que también dependen familias asturianas y que se ha visto en una reconversión permanente en las últimas décadas. “Se le quiere dar apariencia jurídica a una guerra comercial encubierta en Europa y muy a nuestro pesar, Almunia no está del lado de los intereses de España tanto como de los de Holanda y Noruega”, concluyen los jóvenes socialistas.